Para nosotros el día de la madre es un día muy especial y siempre queremos que nuestros clientes tengan la mejor de las experiencias, por lo general cuando llegamos es una sorpresa inmensa para esa persona que estamos tocando su puerta, en esta oportunidad transcurría el año de 2015  era un domingo  día de las madres debíamos  entregar un florero en la castellana al occidente de Medellín, cuando llegamos la señora aunque se encontraba en casa no quería abrirnos la puerta, después de decirle que su hijo Fabián quería darle una sorpresa, la señora nos abrió la puerta con lágrimas en los ojos y aún desconfiada por  nuestras intenciones pues ella no se explicaba como su hijo le envió unas flores pues lamentablemente él se encontraba en una cárcel en Estados Unidos, nosotros quedamos como ella asombrados por la historia, después de explicarle como era el proceso para solicitar el servicio la señora quedo muy feliz pues esa es nuestra especialidad hacer que las distancias no sean un obstáculo para que tu corazón este al lado de la persona que amas.

Leave a Reply